21 octubre 2013

Ceferino Reato presentó su libro en el ciclo de difusión cultural de la OUN

“Las víctimas de la dictadura no fueron 30.000, en total hubo 7158 muertos”

En un evento organizado por la OUN (Organización para la Unidad Nacional), el escritor y periodista Ceferino Reato presentó su último libro ¡Viva la sangre! sobre las violaciones a los derechos humanos ocurridas en Córdoba antes del golpe de Estado de 1976...

Ceferino Reato y Martín Palma.JPGCeferino Reato, el autor que con su libro de investigación periodística Operación Traviata volvió a abrir la causa judicial sobre la muerte del sindicalista José Ignacio Rucci, se presentó ante un auditorio colmado para dar cuenta de su visión sobre el escenario de represión ilegal que operó entre agosto y octubre de 1975 en Córdoba y expone en su último trabajo ¡Viva la sangre!. La cita tuvo lugar el 18 de octubre por la noche en el Salón de los Candados de Martínez.

La ocasión fue el puntapié inicial del ciclo de difusión cultural que organiza la OUN (Organización para la Unidad Nacional). El presidente de este espacio, Martín Palma, aseguró que “Ceferino hace un relato de los 70 que es otro relato, no es el actual que se expone desde el gobierno como único. Si vamos a debatir y revisar la historia, nos parece interesante mostrar varias caras de la moneda, varios relatos, varias verdades para que después cada uno haga su análisis”.

Asimismo, Palma subrayó que “la OUN se plantea fomentar la participación ciudadana, las discusiones con respeto, pluralidad y diversidad para construir una Argentina mejor”. También expresó que hay que dejar que la justicia se encargue de revisar el pasado y mirar hacia el futuro. “A partir de este de este ciclo de difusión cultural impulsamos la reflexión, el debate y la importancia de la diversidad, por eso convocamos a Ceferino, un gran periodista”.

“Este es el cuarto libro que escribí sobre los ’70. Estaba tratando de buscar una imagen que resumiera esa época y encontré el escenario de Córdoba, que tiene varias características que lo hacen único: capital simbólica de la revolución socialista, agrupaciones que hicieron que esté el foco obligado de las guerrillas y el laboratorio de lo que sería la represión en la dictadura”, comenzó a detallar Reato.

Presentación de Viva la sangre en Martínez.JPGAnte un público atento, el autor de ¡Viva la sangre! dio cuenta de que las violaciones a los derechos humanos no comenzaron con el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976: en Córdoba 69 personas fueron desaparecidas durante los últimos seis meses del gobierno constitucional de Isabel Perón. Las guerrillas también sumaron a la tragedia con sus bombas, secuestros y muertes. 

Así, Reato expresó que también hay otros muertos que figuran como víctimas de terrorismo de Estado y, en realidad, son caídos por la revolución: “En el libro yo cuento todas las víctimas de la dictadura y llego a la conclusión de que hubo 6.415 desaparecidos y 743 muertos: 7158 personas en total. Es un número importante pero no son los 30.000, entonces los organismos de Derechos Humanos están enojados. Deberían estar contentos pero esto los obnubila”. 

A su vez, relacionó el pasado con el presente al decir que el kirchnerismo explica que las medidas tomadas se arraigan con el pasado para pensar en el futuro y ha manejado muy bien el tema para usarlo como operación política. Reato va en contra del paradigma que divide la historia reciente entre buenos y malos, amigos y enemigos, ángeles y demonios. Le parece peligroso ya que “hay un más o menos”, intereses, valores, ideas y visiones distintas. “Ese conflicto está y por eso existe la política”, dijo.

Luego de la exposición, periodistas, ciudadanos e interesados realizaron preguntas puntuales al autor, generando un intercambio de ideas y un debate rico al consultar sobre diversas inquietudes y obtener respuesta directa desde la mesa expositora.

Finalizada la conferencia, Reato enfatizó: “El espacio me parece una iniciativa formidable para charlar estos temas, reflexionar, debatir y la OUN permite que personas de espacios diferentes sigan un camino para buscar soluciones a problemas que nos afectan a todos. Me gustó mucho la recepción del público y las preguntas que obligaban a pensar, daba para seguir charlando”. 

Finalmente, Martín Palma confió que esta acción continuará: “Vamos a seguir con este ciclo de difusión cultural y con una fuerte campaña para ver si en el 2015 podemos llegar a tener la boleta única en la provincia de Buenos Aires y en varias provincias de la Argentina”.

Estuvieron también presentes el candidato a senador provincial Marcelo Sánchez; las concejales de San Isidro Aurora Bastidas y Ester Fandiño; referentes de la OUN de la Región Metropolitana, entre otros. 

No hay comentarios.: